Blogia
diegobarahona
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Quemando las Naves

He estado, desde 1973, fuera de Chile, los primeros años, junto a mi compañera y mis hijos, vivimos en México sin abrir las maletas esperando que el regreso a nuestro terruño iba a acontecer en los próximos meses. Los años pasaron y finalmente volví a mi tierra lleno de esperanza y me encontré que esta ya no existía. Vi al chileno medio con todos sus defectos, racistas mirando en menos a los rotos que ganaban menos que el, tratando de parecer simpático al pije que ganaba mas que el, el cual a su vez lo desprecia por su condición de roteque arribista y  despreciando el idioma, ahora llena de palabras gringas que ni siquiera saben pronunciar, preocupados del auto nuevo o del celular o del ultimo vestido, hablando del  “colaless” que andaban usando debajo del vestido y preocupados de que se pensaba en el extranjero acerca de ellos, del ombligo del mundo, y la verdad es que lo único que hace noticia afuera tiene que ver con Pinochet y sus juicios.

 

Me detuve durante 15 minutos en La Alameda y Ahumada para ver pasar la gente y apreciar otro de los mitos imperantes, somos un pueblo mestizo y no blanco como quieren hacernos creer la derecha. Camine por los paseos y calles del centro y me encontré con escritos racistas en contra de algunos hermanos latinoamericanos, panfletos por lo que sentí y aun siento una vergüenza terrible. Pensé e el racismo oculto dentro de la sociedad, estimulados por aquellos que se creen superiores a aquellos provenientes de países del altiplano. Finalmente pude apreciar lo intolerables, racistas, clasistas e individualistas en que nos hemos convertido como consecuencia del gobierno de la dictadura y de la concertación

 

Volví a mi país de residencia con la convicción de haber estado viviendo durante 30 años en una burbuja, con una realidad inexistente y borracho de un recuerdo que era solo eso, un recuerdo perdido en los años del exilio, dispuesto a vaciar mis maletas en los roperos y volver del mundo de los sueños para comenzar a vivir el resto de mi vida. Tome mis viejas maletas  les prendí fuego pensando en un viejo programa de la televisión mexicana llamado ‘Aquí nos toco vivir”.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres